jueves, noviembre 10, 2005

Siempre que salga el sol

La luz y el color, la claridad y la ilusión;
se van las sombras, se ven las caras
y los feos nos reímos de los espejos.

Te envío mi frío que voraz devoras, me reconfortas.
Te tengo lejos, te siento cerca,
te quiero conmigo y no sé si me anhelas.
Pero quiero creer que a vueltas de esfera
tu risa, tus manos, tus ojos me esperan.

Y días habrá que las nubes quieran
hacer de cortinas, dejarme fuera.
Haré lo imposible, haré lo que sea
por subir a lo alto desde donde te vea
y te haré señales, izaré banderas,
lanzaré cohetes, gritaré con fuerzas.
Para que sepas que estoy, para que sientas de veras,
para que dentro de poco tomemos tierra.

(Aterrizando en Bilbao)

1 comentarios:

Anonymous venganza de los justos ha dicho...

Qué afortunada!

8:09 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal