domingo, octubre 23, 2005

Este pequeño mundo azul

Estrecho como la respiración entrecortada después de correr en un día de frío, un pequeño espacio guarda la lluvia artificial, y hasta allí alcanza la mano de ese gigante al que odiamos pero veneramos y que particularmente no me simpatiza por lo que me hace esperar, pero parece limpio.

Con aire en lata y la ventana al mundo que muestra lo que quiere pero que ya no abro; restos de árboles aparentes pero no muy cuidados, con más función que armonía.

Y orientado a la felicidad, a lo que merece la pena dejarse llevar, ser, sentir; desde donde te podría ver; y con un pequeño mar donde dejarnos mecer por las olas, que nos lleven lejos, y no querer volver jamás.

2 comentarios:

Anonymous venganza de los justos ha dicho...

Me lo tendrás que explicar...hoy mi mente no da para más...

7:16 p. m.  
Anonymous Anónimo ha dicho...

q t vaya bonito. io

9:09 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal