viernes, octubre 14, 2005

Ya no tenemos diecisiete

No se cumplen años en balde y con esto no voy a hacer un anuncio de agua mineral. No sólo es que uno se hace mayor, sino que las circunstancias son mayores también y que las cosas tienen más trascendencia. Adquirimos responsabilidades en todos los planos de la vida; por ejemplo, trabajar no es lo mismo que estudiar, uno sabe a lo que se expone cuando se inventa algo en un examen para ver si cuela, pero en el trabajo esos riesgos no se asumen con tanta facilidad.

Y hoy porque sí y de manera poco habitual voy a hablar de mi sólo para recalcar lo que introducía arriba: Ya a estas alturas las acciones tienen más repercusión, no quedan como hechos aislados y a veces, cuando uno no está demasiado seguro, llevan a que se termine por no hacer nada. Hay gente más inconsciente, gente más impulsiva y gente más racional; quien me conozca sabrá en qué grupo incluirme. A parte de eso, si todavía tuviésemos diecisiete, el día de ayer (a estas horas, más bien antes de ayer), sin ir más lejos, hubiera sido diferente, muy diferente.

1 comentarios:

Anonymous Noke ha dicho...

Uhmmm qué pasó ayer? Tu madrina nunca se entera de nada, hijo mío.
Noto un tono demasiado serio en este post y eso hace que me preocupe...
Te tero, tete.

1:17 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal