martes, abril 11, 2006

Adicciones

"- Llevo un tiempo dándole vueltas y he decidido que debería dejarlo.

- ¿Dejar qué?

- Las drogas.

- ¿Qué drogas? Te conozco desde hace mucho tiempo y no tenía la menor idea de que las tomases.

- Tomo pastillas para dormir. Desde hace más tiempo del que puedo recordar no soy capaz de conciliar el sueño sin tomarlas. Raro es el día que lo consigo. No es una adicción al uso, no tengo síndrome de abstinencia, no me las pide el cuerpo; pero me paso las horas en blanco dando vueltas en la cama y odio dar vueltas en la cama. Me horroriza acostarme para no dormir y ser un zombi por las mañanas.

- Verdaderamente pienso que deberías dejarlo, sí. Nunca se sabe a dónde te pueden llevar.

- Estoy cansado de las pastillas, estoy cansado de muchas cosas. No sé cómo salir del círculo vicioso..."


Extraído con permiso de "Conversaciones y Café" de James P. Oldtown.

Etiquetas:

1 comentarios:

Anonymous Ro ha dicho...

odio no poder dormir. que pasen las horas y saber que cada vez te queda menos tiempo para descansar( normalmente directamente proporcional a la cantidad de cosas duras a hacer al día siguiente). y estás cansado, y no entiendes por qué tu cuerpo no quiere desconectar y descansar por fin...
creo que lo odio con las mismas fuerzas que el dormirme cuando no quiero hacerlo.

7:16 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal