lunes, marzo 13, 2006

La puerta


"-¿Qué te ha pasado?¿Qué era ese ruido?
-Nada, que no podía abrir la puerta y creí que me iba a tener que quedar dentro.
-¿Y la has abierto?
-Claro, si no, no estaría aquí. Al final funcionó el picaporte; si no, lo hubiese desmontado; que menos mal que en la habitación hay herramientas.
-Habrá que echarle un vistazo para que no pase más.
-Sí, claro. Aunque más peligroso que una puerta cerrada es una puerta entreabierta. No completamente abierta, sino abierta a la mitad. No sé si es un tema de falta de atención o es algo ya del cerebro, psicológico o así, pero el caso es que muchas veces no la ves y es bastante peor que chocar contra una puerta abierta."

Extraído con permiso de "Aves de Interior" de James P. Oldtown.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal