domingo, junio 26, 2005

El reverso tenebroso

Mi vida es un carpicho de la dualidad. Hay una línea difusa que marca la frontera entre una y la otra mitad. Por un lado estoy yo y en el otro mi inconsciente.

Sí, vale, así somos todos, esto no es ningún tipo de exclusividad; pero tampoco pretendo que lo sea. Aunque quizá no muchos sean conscientes de la existencia de su inconsciente, o no le hagan caso o no sea tan poderoso -por decirlo de alguna manera- como el mío. Y donde se manifiesta en toda su plenitud es en los sueños. Ese submundo reflejo de miedos y deseos.

Esta noche he tenido un sueño sobre un tema que últimamente se suele repetir mucho, pero eso no es exactamente lo que quería contar. El caso es que en el sueño había dos personas hablando italiano. ¿Cómo se puede soñar en italiano cuando no se sabe italiano? Pues ahí está la grandeza de mi otra mitad.

Si de verdad tuviese la certeza de que sometiéndome a él alcanzaría el poder absoluto para no sufrir, de veras que no me lo pensaría. Aunque me volviese un malvado; que, quizá sea lo que me hace falta.

1 comentarios:

Blogger Embaixada Prusiana ha dicho...

hola primo!! soy cris, que tal vas? no te lo vas a creer pero yo tengo también un blog y en el mismo formato que el tuyo ¡ya es casualidad! bueno, lo escribo yo pero no es sobre mi sino sobre la asociación cultural que tengo con unos colegas y nuestro fanzine. Pásate por allí, en vez de mapa del espacio es "embaixadaprusiana".
a ver si te escribo un mail como dios manda pronto un besiño

10:09 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal