domingo, noviembre 12, 2006

La película de la semana II


Infiltrados

Esta película me podría dar como para hablar de muchas cosas: por ejemplo de por qué las películas que suelo elegir no tienen carteles en los que es más fácil encontrar "de los productores de" que el nombre del director; de por qué me sigue fascinando el cine negro, con gentes de los peores estratos sociales que tienen valores como la lealtad o el honor o de cómo una trama se puede llegar a tensar y no romper por mucho que se retuerza; o también podríamos disertar sobre una profunda cuestión: si Bela Lugosi se hizo enterrar vestido de Drácula, ¿cómo se hará enterrar Jack Nicholson?

De pequeño te planteas si ser policía o delincuente, pero ¿cuál es la diferencia cuando tienes delante una pistola cargada?

Martin Scorsese riza el rizo en esta película policíaca muy bien hilvanada en la que si obviamos un pequeño truco de guión, un as en la manga, podríamos considerar una gran película en la que el reparto trabaja a buen nivel: Nicholson es más Nicholson que nunca, pero está llegando a unas cotas por encima de sí mismo y los jóvenes no se quedan atrás, DiCaprio cada vez más alejado de sus registros de niñato y Matt Damon dándole réplica en un buen duelo interpretativo.

¿Qué más da ser bueno o malo si no sabes quién te lo va a reprochar? Miente para conservar la estabillidad, pero vive de verdad.


9/xi/2006

Etiquetas:

1 comentarios:

Blogger boladiez ha dicho...

No sé si apuntármela o que... a mi las pelis policíacas no me van mucho aunque solo por ver a Nicholson en acción creo que merece la pena.
Ya has visto Pequeña Miss Sunshine?

10:24 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal