lunes, diciembre 15, 2014

"Bolsas de dinero"

Si hay algo en grandes cantidades en internet son mentiras, bulos y engañifas. No tiene ninguna gracia cuando se hacen para propósitos oscuros como robar o aprovecharse de la gente o su buena voluntad, pero hay otros que, me imagino, se harán por mero entretenimiento.

Los del primer tipo son difíciles de detectar, supongo que es la gracia del asunto para que cuele. Pero de esos no voy a tratar.


Los del segundo tipo son divertidos de detectar y desmontar. Y hoy mismo me he entretenido un rato en argumentar para echar por tierra uno de ellos. Lo pongo aquí:


A continuación, el texto con el que se desacredita el bulo:


 Para que suceda eso, tiene que ser que el día 1 caiga en sábado, para que el 31 sea lunes, cosa que, para empezar, este año no ha pasado. 
Pero ya que estamos, sigo el razonamiento: 
Cada año tiene 365 días, esto es 52 semanas y un día, cosa que hace que los días de los meses caigan un día a la semana después que en el año anterior: Es decir, que si este año el 1 de diciembre ha sido lunes, el año que viene será martes.  
Pero esto tiene una salvedad: cada cuatro años, uno es bisiesto y tiene 52 semanas y dos días, por lo que en el año siguiente, el día del mes estará dos días avanzado en la semana respecto al año anterior. 
Si no hubiese años bisiestos, esta disposición de días se repetiría cada siete años. pero habiendo años bisiestos, este periodo puede ser inferior -porque con los bisiestos se adelantan dos días- o superior en el caso en que el año siguiente al que caiga el 1 de diciembre en sábado sea bisiesto y, por tanto, salte directamente al lunes. 
Concretando, los últimos años en que en diciembre hubo cinco lunes, cinco sábados y cinco domingos fueron 2007 y 2012: Lunes 3, 10, 17, 24 y 31; sábados 1, 8, 15, 22 y 29 y domingos 2, 9, 16, 23 y 30. Con una diferencia de 5 años entre ellos y dos bisiestos entre medio: 2008 y el propio 2012. 
El próximo año en que suceda esto mismo será 2018. Seis años después de 2012 y con un solo bisiesto entre medias, 2016. 
Así que lo de los 823 años no sé de dónde lo han sacado. 
Pero bueno, como compartir es bonito y no le hace mal a nadie, tampoco pasa nada malo porque hayas compartido esto. 
En todo caso, si pese a que no tiene rigor alguno, resultase que te viniera un montón de dinero el año que viene, espero al menos, que te dejes caer y me invites a una cerveza. 
Yo no lo voy a compartir en mi muro porque como he tardado más de once minutos en escribir todo esto, no cumplo las condiciones para que funcione si lo pongo.



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal