martes, noviembre 20, 2007

El desafío del minuto

Este reto trata de conseguir comer, deglutir, engullir, fagocitar, zampar o tapiñarse una rebanada de pan de molde en menos de
un minuto.

Para ello, necesitaremos una rebanada de pan de molde y un reloj. Y procederemos con la ingestión de la porción de pan en el intervalo temporal indicado, sin posibilidad de prórroga, descanso o demora y sin mediación de ningún tipo de ayuda como beber líquidos durante la prueba, preparar el pan untándole o añadiéndole ningún tipo de sustancia –alimenticia o no- ni calentándolo o tostándolo.

Existe el desafío doble del minuto, que es exactamente igual, con la salvedad de que se dobla el número de rebanadas.

Aconsejamos a nuestros lectores, que si quieren iniciarse en la materia, comiencen con el desafío del minuto, pues por el contrario de lo que parece, entraña su dificultad y no es asunto baladí.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal