jueves, junio 16, 2005

Moshi moshi; la llamada inesperada

El sábado pasado, por la noche, coincidiendo con el final del partido en el que el Betis se proclamaba Campeón de Copa y mezclada con las felicitaciones que recibí después por algo que no había hecho yo (por una vez no eran broncas por algo que yo no había hecho) se coló la llamada más inesperada de mi vida. Hacían ya dos años que no sabía nada de ella y ni se me había ocurrido nunca albergar alguna esperanza de volverla a ver. Había pasado un curso aquí y volvió a su país, Japón. (Sonando: No me pises que llevo chanclas. "Japón... mi'a questa lejo' Japón...") Ha vuelto, pero todavía no hemos quedado (*). Me hace mucha ilusión reencontrarme con ella y que me cuente que todo este tiempo ha conservado mi teléfono.

Konichiwa, Yuta. Genki?

(*) Es difícil seguirles el ritmo a los guiris.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal