jueves, junio 16, 2005

Sinnead O'Connor o Manuel Luque

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero hay veces en que uno no puede dejar de hacerlas. De vez en cuando quedan en la cabeza, como chatarra espacial en órbita, ideas, sensaciones o sentimientos que se plantan como patrones y se reflejan contínuamente en cada cosa nueva que aparece tratando de desbancarlos.

Desde los añorados tiempos de nuestra infancia tenemos grabado en la memoria ese lema comercial que dijo aquél pseudofilósofo catódico, que podría ser una buena premisa a seguir en casos así.

Por el momento no consigo tenerlo claro, así que continuaré mi propio debate. Y si hay suerte, entretanto, encontraré algo mejor.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal